VIII Encuentro Música-Filosofía

“El placer musical”
Ronda, 2011

“Su fin es deleitar”
René Descartes, Compendium Musicae

 

Una de las cosas que con más frecuencia se oye respecto a la música contemporánea considerada culta, es la de haber renunciado al objetivo de provocar la emoción y el placer musical en el oyente. Ello supondría una ruptura con cierto concepto del hecho musical según el cual la consecución de una emoción placentera (más o menos sublimada) sería un rasgo esencial del hecho musical. Ahora bien, ¿e esto realmente así? Por un lado, parece problemático defender la tesis de que desde sus inicios la música haya tenido como principal fin la búsqueda del placer. Por otro lado, es cuando menos abusivo intentar reducir la creación musical contemporánea a una suerte de ejercicio ascético en el que el pathos sería variable menor. Para debatir en torno a esta y otras cuestiones adyacentes se celebrará en la ciudad de Ronda el seminario música-filosofía.

 

Participantes / Conferencias:

Tomás Marco – ¿A qué llamamos placer en música?
Javier Echeverría – Música sin sonido: el placer de tararear
Pilar Jurado – El placer de cantar
Gotzon Arrizabalaga – El placer de la re-creación
José Antonio Sainz – El placer de la dirección musical
Francis Wolff – La singular alquimia del placer musical
Mauricio Sotelo – La llama interna, el placer sonoro
Rafael Argullol – Placer visual, placer musical
Víctor Gómez Pin – Ludus y lexus en la música
José María Sánchez – Verdú – El sonido nostálgico: ¿Placer versus aventura en música?