Francisco Jarauta

FJarauta19

(Zaragoza, 1941). 

Historiador del Arte y Filósofo. Estudio en las universidades de Valencia, Roma, Münster, Berlín y París siendo actualmente profesor invitado de universidades europeas y americanas. Sus campos de atención son la Historia de las Ideas, la Teoría de la Cultura y la Estética. Has sido editor de textos  de Leon Battista Alberti, Giacomo Pontormo o Ruskin…, director de la colección Arquitectura, curator de exposiciones internacionales como Arquitectura radical (2002) Matisse y la Alhambra (2010), El hilo de Ariadna (2012), etc., director de diversos Foros de pensamiento sobre el mundo contemporáneo y director científico del Istituto Europeo di Design.

Diálogo en el XVII Encuentro M-F

Música para piano de los periodos romántico e impresionista

Emma Leiuman, pianista.

Una nueva interpretación de piezas conocidas del repertorio clásico a través de la práctica mental, la imaginación sonora y el enfoque vocal. Escúchalo antes de tocarlo: la práctica mental ante una nueva pieza musical.

El piano se presenta siempre como un instrumento de percusión, un instrumento en el que el sonido decae tras ser percutido. La práctica de su técnica basa en bajar los teclas con distintos ataques del dedo (más lento, más rápido, más suave o más fuerte). A diferencia de los instrumentos de cuerda, viento madera o, incluso, nuestra voz, en los que el sonido se puede mantener y modular tras haberlo emitido, un pianista solo puede bajar las teclas en el momento adecuado y a un volumen (presión) determinado. Este acercamiento tan limitado a la práctica pianística crea serios problemas en cuanto a expresión y la técnica ligada a ello. Lo realmente asombroso de producir música a través del piano está en crear la ilusión de un sonido mantenido, que desliza desde una nota a otra, así como una poesía musical dándole un verdadero sentido narrativo a la melodía y el fraseo musical.

La práctica mental implica el desarrollo del canto interior. Leopold Mozart escribió en su Versuch einer gründlichen Violinschule (1756) escribió: “And who is not aware that singing is at all times the aim of every instrumentalist because one must always approximate to Nature as nearly as possible” .Chopin solía decirles a sus alumnos “si no puedes cantar, no puedes tocar el piano”.